Crumble de cerezas

Crumble de cerezas

.

Se nota que ha llegado el momento de las cerezas.  Aunque nos encantan, no conseguimos dar cuenta por completo de los kilos de cerezas que han llegado estos días a casa. Para que no se siguieran acumulando (con el peligro consiguiente de que comenzaran a estropearse) decidí dar salida a todo ese “stock” cambiando las manzanas de mi clásico crumble por estas cerezas de temporada. Ha sido todo un éxito y no ha durado mucho en el plato, por eso me he animado a compartir la receta con vosotros.

.

.

.

PREPARACIÓN

.

PASO 1

Precalentamos el horno a 180º.

Preparamos la cobertura del crumble: mezclamos las almendras, la avena, el azúcar, la harina y la sal. Incorporamos la mantequilla (troceada en dados) y trabajamos la masa hasta que su textura se asemeje a la miga de pan.

Al mismo tiempo, echamos los ingredientes del relleno en una olla o sartén. Removemos a fuego moderado unos 5-10 minutos.

.

PASO 2

Vertemos el relleno en un recipiente apto para el horno y sobre él la cobertura. Lo horneamos durante unos 40 minutos, hasta que el crumble esté dorado, y el jugo de las cerezas entre en ebullición.

.

PASO 3

Servimos el crumble de cereza acompañado de helado de vainilla y unas hojas de menta.

.

.

.

.

POSIBLES VARIACIONES

Como siempre, podéis variar las cantidades y los ingredientes según vuestros gustos. Algunas propuestas pueden ser:

  • Añadir a nuestro relleno canela o una rama de vainilla. También otras frutas como pera o manzana.
  • Sustituir el vinagre balsámico por zumo de limón.
  • Incluir en nuestra cobertura nuez moscada.

 

 

Un último consejo, las cerezas deben estar bien maduras para que el crumble de cereza esté en su punto.

 

¿Os animáis a hacerlo? Espero vuestras sugerencias y opiniones.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con