El árbol de interior con hojas de lira: Ficus lyrata.

El árbol de interior con hojas de lira: Ficus lyrata.
Por fin tengo mi Ficus lyrata en casa, una planta que buscaba desde hace tiempo. Son muchas las imágenes sobre ella que se nos muestran en las redes sociales, blogs y revistas de decoración… Y no es de extrañar: la forma de sus hojas (que, por cierto, recuerdan a una lira, de ahí su nombre), de gran tamaño, verde brillante, junto al gran porte que puede alcanzar, hacen del Ficus lyrata una planta ideal para un piso luminoso y con techos altos.

.

Características principales:

.

Nombre común: Ficus lira.

Otros nombres: Higuera hoja de violín. Árbol lira.

Familia: Moraceae.

Género:  Ficus. Formado por gran variedad de árboles, arbustos o trepadoras, la mayoría de ellos perennes, agrupados en más de 800 especies. Sus hojas suelen ser simples, en ocasiones lobuladas y con márgenes lineales. Segregan látex después de una incisión. Poseen una particular inflorescencia, un falso fruto denominado siconio.  Las yemas terminales de las hojas se encierran en el interior de dos estípulas cuya finalidad es protegerlas al inicio de su crecimiento.

Detalles: Ficus lyrata. Es un árbol perenne que puede alcanzar unos 20 metros de altura en su hábitat natural. Hojas grandes ( 12-40 cm de largo y hasta 10-25 cm de ancho) y rígidas, coriáceas, sobre un peciolo de 3-5 centímetros, alternas, enteras y de márgenes ondulados, con forma de lira. Su color es verde brillante oscuro, al igual que los tallos jóvenes. Cuando éstos maduran se vuelven leñosos. Produce pequeñas flores blancas y su siconio se asemeja a un higo (muy raramente cuando las cultivamos en el interior).

 

Origen: África tropical occidental.

 

.
.

El Ficus lyrata es un árbol de fáciles cuidados pero con unas necesidades básicas que debemos respetar para que nos acompañe durante mucho tiempo.

Necesita mucha luz y humedad ambiental, condiciones que se dan en su lugar de origen. Por ello, sobre todo en verano, puede ser conveniente pulverizar sus hojas. Esto no significa que tolere la humedad en sus raíces, de hecho no es nada recomendable. Antes de regar ( una vez a la semana en invierno o un par de veces a la semana en verano) se debe comprobar que el sustrato está seco y asegurarnos de que no queda agua en el plato de la maceta.

La temperatura de la estancia donde se encuentre debe ser homogénea. No soporta las corrientes de aire frío.

Se recomienda abonar durante los meses de verano, por ejemplo, con abono líquido diluido en agua de riego cada dos semanas.

El Ficus lyrata se presenta en varios formatos, con una o múltiples varas, el nuestro es de una solamente. Si deseamos estimular la emisión de ramas laterales podemos podar el tallo. Para multiplicarlo haremos esquejes.

Sus hojas, al ser de tamaño grande, suelen atrapar polvo, lo que se soluciona pasándole un paño húmedo con cuidado para retirarlo.

 

.

.

Tal vez te interese echar un vistazo a otras plantas de interior de nuestro blog:

.

Sansevieria trifasciata. Lengua de tigre.

Asparagus falcatus: una planta que juega a ser bambú.

Violeta africana o Saintpaulia.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con