Entrevista a Paz Gonçalves, directora de Amadahi, bosque escuela en Oleiros.

Entrevista a Paz Gonçalves, directora de Amadahi, bosque escuela en Oleiros.

Nos complace ofreceros esta interesantísima entrevista a Paz Gonçalves, directora de la escuela bosque Amadahi de Oleiros. Espero que la disfrutéis!

¿En qué consiste una Escuela Bosque?

Amadahi tiene como objetivo vincular la Infancia con la Naturaleza y uno de los caminos es a través  de una escuela bosque o escuela en la Naturaleza.En nuestro caso una escuela bosque es aquella que está inmersa en la Naturaleza y que la mayoría de sus vivencias se realizan al aire libre, independientemente del tiempo que nos acompañe, no hay mal tiempo , sino ropa inadecuada.

Consideramos a la Naturaleza como a la mejor maestra de nuestro equipo por la variedad de oportunidades y saberes que proporciona a todos los niveles.

 

¿Cómo es un día normal en una escuela de este tipo?

Puedo proponer un esquema del día, pero siempre es flexible en casi todos sus aspectos  porque la Naturaleza se transforma a cada momento  y eso hace que los niños y adultos nos asombremos continuamente, que sintamos curiosidad y ganas de aprender. La capacidad de adaptación a esas transformaciones nos enriquece de forma increíble.
     

Amadahi abre sus puertas a las 9.00 y hasta las 9.30, los niñ@s pueden “circular libremente” con sus familias, entrar en la escuela donde se está amasando pan, observar o ayudar a la persona que está haciendo bricolaje en el jardín, ir hasta la huerta para recoger los últimos “cherry”, o simplemente charlar con los compañeros.

9.30 Suena un cuerno…. síiii un cuerno con sonido de mar profundo es la llamada a Nido, todos han colgado sus mochilas y vienen equipados con ropa que pueden mojar y manchar… En el Nido, charlamos, nos saludamos y decidimos que ruta vamos a realizar.

9.50 Salimos del columpio del árbol y emprendemos ruta al lugar elegido, generalmente son rutas cortas, de 15/20 minutos, depende de las sorpresas del camino.

10.30 Primer almuerzo.

Hemos llegado al lugar elegido (ellos les han puesto nombre a todos los sitios de juego:  el bosque del molino, el bosque de las ardillas pillas, el castaño padre, delfines….) allí montamos baño, nos lavamos manos  y almorzamos juntos con lo que hemos traído cada uno de casa.

Según van terminando, se produce el juego libre: un juego donde se producen los aprendizajes, construyen su propio juego/juguete, debaten, deciden con quien juegan, elaboran normas… el maestro actúa de observador, muy presente descubriendo esas maneras que cada uno elige para aprender… y realizando las intervenciones pedagógicas estrictamente necesarias. No interferimos en su juego.

Tras hora y media de juego, más o menos, regresamos a la escuela y una vez en ella almorzamos por segunda vez. Esta vez Amadahi pone un tentempié a base de fruta, producto de nuestra huerta, o el pan elaborado a primera hora.

Tras ese segundo almuerzo  hacemos una propuesta, o una provocación en la que los niños pueden participar si lo desean o no. 

Las propuestas son referidas a juegos matemáticos, creatividad, movimiento… mientras que las provocaciones son la disposición de unos materiales determinados sin indicaciones de uso (arcilla y hojas por ejemplo) para experimentar con ellos.

A las 13.00 suena el cuerno de nuevo que llama a Nido… esta vez para disfrutar del cuento.

13.15 Salida de los niñ@s que  no comen en la escuela.

Ritual de comedor: higiene, poner zapatillas para estar en el interior de la escuela, poner la mesa, ayudar en el emplatado o últimos preparativos de la comida… y a comer! Destacar que nuestros menús son en la medida de nuestras posibilidades de km 0, estacional y ecológico. Ponemos mucho mimo también en la estética, autonomía y sobre todo en el tiempo… todo es calma y sin prisa.

Los lunes las familias, al mismo tiempo que recogen a su hijo pueden recoger su pedido de verduras y hortalizas eco del grupo Ecológico As Mariñas (proveedor de la escuela), con lo que todos contribuimos a mejorar nuestra alimentación.

Una vez terminan de comer pueden dormir siesta los que la demandan, o salir a juego libre o propuesta pedagógica (voluntaria).

15.30 Salida 2.

Los jueves es el día de interior (debido a que es el día de caza y el bosque se vuelve peligroso a causa del ser humano) y disfrutamos de los ambientes pedagógicos preparados en la escuela, así como de talleres voluntarios de cocina, athelier ….

 

¿ Por qué en Oleiros?

En mis caminatas por la Naturaleza, encontré Dexo y al instante supe que era un sitio realmente especial. Además Oleiros es un Ayuntamiento que pone especial cuidado e interés en dos aspectos: la educación y la Naturaleza. Amadahi agradece infinitamente el apoyo  y asesoramiento brindado por el Ayuntamiento (que lo hacen con todos los proyectos, pero creo que es de agradecer, no he encontrado ningún ayuntamiento con tanta disposición a escuchar y exigente en cuanto a que seas de lo más correcto a nivel profesional).

 nino-y-flor

 

Mientras en la mayoría de escuelas parece que hoy en día prima la tecnología a edades muy tempranas (la introducción de ordenadores en las aulas, tablets, pizarras electrónicas…), lo vuestro parece plantear lo contrario, ¿cuál es el fundamento de vuestra propuesta en este sentido?

Creemos que en estas edades, está bien cuestionarse, y “buscar uno mismo el camino de aprendizaje”. La naturaleza te ofrece LA REALIDAD, LA VIDA TAL CUAL… su belleza, la muerte, la tormenta, los charcos, la ortiga que pica y la menta que convive con la ortiga y te alivia…. muchas veces esas tecnologías además de ofrecerte ya la respuesta hecha, te regala imágenes segmentadas de la vida real… no es mejor hacerse hipótesis y recorrer el camino que te lleva a la respuesta? Construir uno su propia respuesta de manera que todos los aprendizajes puedan estar a tu alcance? 

No renegamos por completo de las tecnologías tampoco, las utilizamos puntualmente, Internet para el tiempo atmosférico o identificar alguna víbora, mesas de luz en el aula con techo, proyectores que permiten jugar con las sombras…

 

¿ Cuáles serían las principales diferencias con respecto a otro tipo de enseñanzas “convencionales”?

La Naturaleza es una maestra incomparable, los materiales naturales no tienen competencia con sus texturas, olores, temperatura (ni de lejos lo ofrece un material didáctico de plástico).

Es una escuela VIVA conectada con la realidad, donde se permite SER, donde se permite el movimiento y sobre todo donde se permite JUGAR, que es la manera que tienen los niños de aprender.

Se adquieren todas las competencias marcadas por el currículo y más, pero de una forma lúdica.

Aprendemos por necesidad del niño, por su demanda, los adultos proporcionamos herramientas que permitan ese aprendizaje.

Se respeta la curiosidad  y se permite la capacidad de asombro… eso nos conduce a todos los aprendizajes deseados.

Calidad… En una escuela de 25 niños y una ratio de 1 adulto/ 8 niños la atención puede ser realmente personalizada, y el carácter de la escuela familiar, la escuela es tu segunda casa.

La participación de las familias es fundamental, éstas pasan a ser parte fundamental del equipo, cada uno en su rol… No son maestros y no deciden cuestiones pedagógicas, pero si participan activamente en la vida de la escuela y se tienen en cuenta sus opiniones, propuestas… comparten sus tesoros más preciados y grandes sabios sobre su hijos.

La escuela “teje” lazos con toda la comunidad, vecinos, ayuntamiento, familias…

Documentamos la vida de la escuela.

0bcc917f7eed8d037f5ef9caf2332778

 

¿ Existe algún elemento o herramienta pedagógica que priorizáis con respecto a otras?

El juego libre y espontáneo,  lo permitimos a diario (como dice Tonucci: “el verbo jugar sólo se puede conjugar con el de permitir, no con el de acompañar o guiar”).

 

Para padres que no tengan la posibilidad de una escuela como la vuestra cercana a su hogar, ¿sería para ellos posible aplicar, de algún modo, vuestra propuesta en la educación diaria de sus hijos? ¿ De qué modo?

Sí que existe y es muy recomendable: salidas al bosque, un minihuerto en casa y mil y un recursos que nos pueden ofrecer materiales tan simples como un palo que se convierte en el bastón de la palabra, en un puzzle complicado, en un títere especial, en números, en conectores de arcilla, en una nariz de un muñeco… encontrarlo en el bosque, transformarlo y darle Vida es un proceso con múltiples posibilidades pedagógicas.

Nuestra formación y las Tribus demuestran que a veces lo más simple y diminuto te abre grandes mundos.

amadahi-101

 

Por último, ¿crees que lo que se enseña en un bosque es posible enseñarlo también en un jardín? ¿Son los jardines una herramienta útil a la hora de acercar la naturaleza a los niños?

Sí por supuesto… La Naturaleza puede llegar a las aulas, a los hogares, a veces a través de materiales naturales que se recogen en salidas y se transforman, otras veces valorando (en casi todos los colegios gallegos los hay, y tendemos a recauchutarlos) ese espacio verde del que disponemos, un pequeño jardín, una huerta, un árbol hermoso, existen ideas muy hermosas de bajo coste, nuestras formaciones o las tribus que realizamos (un día completo en la Naturaleza con gentes de distintas edades y condiciones) pretenden hacer ver que el disfrute de la Naturaleza no sólo nos permite aprender, sino que nos sana, y nos permite conocernos más, porque Somos Naturaleza.

Si deseáis obtener más información sobre Amadahi:

mandala

También en su página web: http://www.amadahi.com/ 

Nuestro agradecimiento a Paz, por el tiempo dedicado a esta entrevista.

Las imágenes han sido cedidas por Amadahi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con