Nuestro jardín también es decorable

Nuestro jardín también es decorable

Un post práctico y muy visual sobre la navidad: os mostramos algunos ejemplos de cómo adornar vuestros espacios exteriores con elementos naturales o, en su ausencia, otros motivos decorativos muy sencillos.

En algunos casos, como comprobaréis, basta con echarle un poco de imaginación a todo lo que nos rodea: piñas, ramas… objetos que encontremos en la naturaleza, acompañados de portavelas de cristal o antiguos adornos navideños.

Y como nuestra obligación es promover el reciclaje, aquí tenéis dos ejemplos más de cómo armar un árbol de navidad muy ecológico con palets.

Para aquellos que vivan en el campo, no será difícil hacerse con algún cubo de zinc para nuestra siguiente propuesta. Poniendo unas cuantas ramas cuidadosamente en su interior, junto a unas bolas plateadas, conseguiremos una “estilosa” composición. Y habrá quien se anime,  incluso, a recoger algunas ramillas más para elaborar una preciosa corona de escaramujos.

Otro minimalista ejemplo de decoración con ramas, al natural o pintadas, esta vez de mayor tamaño. Las imágenes lo dicen todo…

Si no tenemos mucho tiempo, no hay que complicarse demasiado, con unas sencillas luces se pueden hacer combinaciones espectaculares.

Por último, para adornar los árboles más grandes del jardín, podemos recurrir a viejos faroles o incluso a bolas navideñas tan impresionantes como las de la imagen.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con