Septiembre de 2018: comienza el primer Grado en Paisaje de Galicia.

Septiembre de 2018: comienza el primer Grado en Paisaje de Galicia.

Por fin vamos a contar en Galicia con estudios universitarios de grado en Paisajismo.

Coordinado por Isabel Díaz y Cristina García se impartirá, desde septiembre, en las universidades de Santiago de Compostela y A Coruña. Participarán tres facultades: la Escuela Politécnica de Ingeniería, la Facultad de Geografía, ambas de la Universidad de Santiago de Compostela, y la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de A Coruña. Los estudiantes, 50 en total, cursarán los dos primeros años en la EPS de Lugo y los dos restantes en la ETSAC de A Coruña.

Sin duda, es una muy buena noticia. La profesión de paisajista es necesaria en nuestra sociedad, no sólo en lo que concierne al diseño de jardines, sino también por otras funciones fundamentales, como la de la planificación del paisaje rural y urbano. Si bien, tampoco debemos olvidar que esta titulación todavía no está reconocida ni regulada en España, pese a los esfuerzos que están realizando la Asociación Española de Paisajistas y otras instituciones. Todo lo contrario ocurre en otros países de Europa, como nuestros vecinos Portugal y Francia, donde sí existe un reconocimiento oficial para esta profesión desde hace unos cuantos años (hecho que se ve reflejado el tipo de diseños empleados en espacios públicos).

Hasta ahora, los paisajistas procedíamos de la Ingeniería, Biología, Arquitectura… Algunos nos especializábamos cursando estudios de máster (en Galicia la Fundación Juana de Vega oferta el Máster Universitario de Arquitectura del Paisaje), otros a través de la práctica e incluso con pequeñas titulaciones de formación profesional (por ejemplo, Técnico Superior en Paisajismo y Medio Rural del CFEA Guísamo). Estudios homologados, o bien, en caso de que no lo fueran, complementarios a una licenciatura o diplomatura que sí lo estaba.

Es por este motivo que mantengo la duda sobre cómo estos nuevos paisajistas podrán ejercer su profesión, sin que por el momento ésta exista de manera oficial.  

En cualquier caso, nunca dejaremos de celebrar la creación de estos nuevos estudios. Su nacimiento es un indudable paso adelante, hacia una necesaria homologación estatal que nos aproxime al resto de países que nos rodean.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con