Un viaje por Galicia: parada en el Pazo de Oca

Un viaje por Galicia: parada en el Pazo de Oca

Sumamos una etapa más en nuestro reencuentro con algunos de los jardines y espacios verdes presentes en el film Un viaje por Galicia, película que como ya hemos mencionado anteriormente fue rodada en 1929. Y llegamos al Pazo de Oca, uno de nuestros jardines más ilustres de la Ruta de la camelia (minuto 1:38:02).

La belleza y elegante distinción del jardín de Oca (aquí encontraréis información al respecto) eran ya reconocidas por muchos a principios del siglo pasado. No por azar, así era descrito en uno de los intertítulos del documental: “En el país del Ulla, Oca, el más bello de los pazos gallegos”. En este episodio del largometraje dedicado a Oca se anunciaban, a continuación, vistas de “su frondoso bosque” -indicación referida a la masa de arboles y arbustos del jardín-, además de orientar también la mirada de los espectadores hacia el río “que corre pos sus fuentes y llena sus estanques”. El río mencionado es el Boo, cuyas aguas armonizan el conjunto del jardín, llegan incluso a refrescar (visual y ambientalmente) la visita.

Como veis (y como cabe esperar) retomar aquel viaje cinematográfico por la Galicia de los años 20 permite distinguir algunos cambios en este lugar. Por ejemplo, la forma que adopta la caseta del embarcadero o la parra que ahora cubre el puente entre los estanques; están también los cambios que se producen en un organismo vivo, como es un jardín, en su vegetación a lo largo de tantos años. Ahora bien, debido a que los encuadres de la cinta se concentran en mayor medida en aspectos arquitectónicos o en tomas generales de aquel espacio, la “sensación de visionado”, por decirlo de algún modo, nos invita a creer que en lo esencial el espíritu de Oca parece haberse suspendido en el tiempo.

 

 

Como vemos en la imagen que sigue a estas líneas, al traspasar el portalón del pazo nos encontramos la primera vista del jardín: la fuente rodeada de boj recortado que, junto los estanques, es una de las imágenes más popular del Pazo de Oca.

Muchos de vosotros reconoceréis, frente a las tomas de Oca incluidas en esta película, cómo el fluir del agua es el protagonista durante numerosos instantes. El diálogo entre las filmaciones antiguas y las imágenes actuales del jardín da lugar a una suerte de arco temporal continuo, un discurrir acuoso eterno

Esta es apenas una pincelada breve sobre Oca, hecha al hilo de un documento que consideramos extraordinario. Pronto volveremos a su jardín para dedicarle algo más de tiempo y para descubriros muchos de sus detalles y curiosidades.

Permaneced atentos a nuestra web. A la vuelta del verano, más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con