El jardín del Pazo de Rubianes

El jardín del Pazo de Rubianes

Pocos me discutirán, de entre aquellos que conozcan bien el jardín, que éste de Rubianes es uno de los jardines con mayor elegancia de entre los jardines gallegos, así como uno de  aquellos en los que mayor cantidad de actividades (sociales, artísticas, formativas…) se realizan.

El Pazo de Rubianes se ubica en la ría de Arousa. Su historia se remonta al s. XII, naciendo como fortaleza de los Señores de Noia. Tras sucesivos cambios, en el S XVIII se convierte en casa señorial después de que su propietario, el Señor de la Casa de Rubianes D. Jacobo Ozores, encargara a un arquitecto francés la restauración de la edificación existente. Actualmente todavía se conservan algunas de las construcciones originarias del siglo XV como la bodega, las caballerizas y las cuadras.

De toda la propiedad, de unas 68 hectáreas, encontraremos tres zonas diferenciadas, jardín, bosque y viñedo.

 

El Jardín

La parte más “afrancesada” del jardín comienza a ejecutarse en el s. XVII, periodo del cual aún se conserva el arbolado. De 1764 es el estanque “de las ranas”, adornado de nenúfares y rodeado de boj arbóreo de más de 300 años. A esta época también pertenece la zona del jardín más cercana a la casa.

El jardín cuenta con otra zona, de estilo inglés, formada por una pradera con un lago al fondo que recoge las aguas de las minas del recinto, y se adorna con esculturas de hierro forjado.

Entre los distintos jardineros y proyectistas del jardín de Rubianes se encuentra Dorgambide, el célebre paisajista francés (quien también participó en el diseño de otros jardines pacegos gallegos). Él se hace cargo de la evolución del jardín a finales de s. XIX, planificando alguna parte del mismo y reordenando el conjunto.

Actualmente, su propietaria, Paloma Rey Fernández-Latorre (Señora de Rubianes), es la responsable de la conservación y el mantenimiento de la finca.

 

Variedad botánica

Rubianes posee unas 700 especies, de entre las que destacan los magnolios, eucaliptos (globulus y piperita, con algún ejemplar de más de 11 metros de perímetro), calocedros, cryptomerias o alcanfores.

El árbol más antiguo de la finca es un roble gallego de más de 400 años de antigüedad, particularmente esbelto para lo que es normal en esta especie.

Pero como buen jardín perteneciente a la Ruta de la Camelia, su elemento más numeroso y notable es la camelia, de la que podemos encontrar unos 5000 ejemplares de distintas especies y variedades. Florece entre los meses de noviembre y mayo.


  

El Pazo de Rubianes ha sido declarado Jardín de Excelencia Internacional, siendo el segundo de toda España junto con el de Soutomaior.

Si deseáis visitar este jardín, disponéis de información práctica aquí. En el mismo enlace encontraréis un listado con las especies de Rubianes pertenecientes al Catálogo de Árboles Singulares de Galicia.

 

Fotografías cortesía del Pazo de Rubianes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con