Jardines para el recuerdo

Jardines para el recuerdo

Un jardín puede formar parte de nuestra vida por estar asociado a un recuerdo, pero también puede haber sido creado, expresamente, para recordar. Esta es la finalidad de un tipo de jardines que, en el ámbito anglosajón, se conocen como “memorial gardens”. Con ellos (o en ellos, deberíamos decir) se intentar mantener vivo el recuerdo de hechos históricos o de notables personajes públicos.

Jardín efímero “Princess Diana memorial garden”, en Kensington Palace. Fuente: businessinsider.com

De entre estos jardines para el recuerdo son numerosos los que homenajean a soldados caídos en batalla. Pongamos como ejemplo el Memorial Garden de Cliveden (Taplow – UK), dedicado a las tropas canadienses, aliadas de las inglesas en la Primera Guerra Mundial. En esta categoría se encuentra también el Garden of Remembrance de Dublin: pequeño jardín urbano dedicado a los mártires de la independencia de Irlanda.  Otro buen ejemplo es el de “Flanders Fields 1914-2014”, diseñado por el paisajista Piet Blanckaert. El jardín se encuentra en Wellington Barracks (junto a la Capilla de los Guardias, adyacente al Palacio de Buckingham) y conmemora el centenario del comienzo de la Gran Guerra. Sirve como agradecimiento al pueblo británico por su sacrificio en la liberación de su país.

“Memorial garden” en el jardín de Cliveden. Fuente: National Trust.

f

O Xardín do Recordo

En Galicia contamos con un jardín muy especial creado para que un recuerdo perviva, O Xardín do Recordo, del Pazo do Faramello. Se comenzó a plantar el 24 julio de 2014, coincidiendo con el aniversario del accidente ferroviario de Angrois (Santiago de Compostela), cuyas víctimas homenajea y recuerda. Fue diseñado por la Escuela Gallega del Paisaje de la Fundación Juana de Vega en un espacio de 7200 metros cuadrados cedidos por el Pazo. En su proyecto se contemplaban varias zonas: la más destacada, un recorrido ajardinado con árboles que representan a las víctimas. Un área de acogida para reuniones, con hortensias y azaleas; un lugar para enseñar a los niños técnicas de jardinería; un jardín en movimiento, donde la naturaleza evolucionará espontáneamente…

Poco a poco, en él se han ido plantado árboles del amor ( Cercis siliquastrum) y arces (Acer palmatum), donados por particulares, cada uno junto a su correspondiente placa, donde figura el nombre de una de las víctimas del accidente. Amigos y familiares de las mismas, columna principal que sostiene la esencia del jardín, contribuyen a su plantación.

Es un espacio público con acceso libre a todos sus visitantes ubicado junto a un tramo del camino Portugués y el Río Tinto. Un lugar que nos invita a estrechar nuestra relación con la naturaleza, mientras permite que mantengamos vivo el recuerdo.

Desde la página web del Pazo do Faramello nos animan a sumarnos a este proyecto e incluso a aportar ideas y sugerencias.

Proyecto “Xardín do Recordo” de la Escuela Gallega de Paisaje.

d

Imágenes: O Xardín do Recordo

Comentarios (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con