Saltón no camiño, de Arnold Lobel.

Saltón no camiño, de Arnold Lobel.

.

Saltón quería ir de viaxe. – Atoparei un camiño -dixo-. Seguirei ese camiño ata onde me leve. Unha mañá, Saltón atopou un camiño. Era longo e poeirento. Subía ás montañas e baixaba aos vales. -Este camiño paréceme bonito -dixo Saltón-. Seguireino.

.

.

Los clásicos de la literatura infantil son una de nuestras debilidades, y por eso Saltón no camiño (Saltamontes va de viaje, su título en castellano) luce ya en nuestra biblioteca. Está escrito e ilustrado por el estadounidense Arnold Lobel, autor e ilustrador reconocido por la crítica y el público en numerosas ocasiones. Lo edita Kalandraka, sin duda una de nuestras editoriales infantiles preferidas. El cuento recupera una actividad que, según opinan muchos, parece estar en peligro de extinción: el paseo o el caminar.

Caminando, con calma y sin prisas (porque el caminar y el pasear no han de estar sujetos a prisas!), Saltón recorre su entorno, visitando a sus “vecinos” escarabajos, mariposas, libélulas, a un mosquito, a un gusano… Nos descubre la sencillez y grandiosidad que envuelve la rutina de estos personajes, y a la vez lo maravilloso y sorprendente que puede ser la humilde rutina del propio caminar. En este fluir cotidiano que puede parecer aburrido, y que bien puede tratar de la rutina de nuestra propia vida, se suceden multitud de detalles y situaciones que la enriquecen. Como veis, aunque hablo de literatura infantil, es indudable que este tipo de historias relatan e iluminan la vida de los adultos… Qué importante es comprender algo así.

.

.

Volviendo a la descripción del libro: cuenta con seis relatos diferentes, cada uno de ellos con los personajes que mencionábamos antes: O club, Unha casa nova, A varredora, A viaxe, Sempre, Pola tarde.

En casa hemos repetido la lectura de su último capítulo multitud de veces, es increíble cómo llega a funcionar como preámbulo ideal de nuestros sueños:

Saltón estaba canso. Deitouse nun lugar brando. Sabía que, cando espertase, o camiño seguiría alí para levalo onde el quixese.

Hemos decidido que el próximo fin de semana buscaremos el camino que más se parezca a los que describe Lobel, lo seguiremos en busca de aventuras sin importar a dónde nos lleve. Os contaremos la experiencia en breve!

 

Actualización:

Hemos  buscado un camino al azar y nos hemos puesto a andar. Os lo contamos en nuestro post “Senderismo improvisado”.

 

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con