Sobre Francisco de Sales Covelo, el autor del jardín de la Fundación Sales

Sobre Francisco de Sales Covelo, el autor del jardín de la Fundación Sales
BREVE BIOGRAFÍA

Francisco de Sales Covelo García (Vigo, 1931-2001)  fue un destacable paisajista gallego que también desarrolló su trabajo en el ámbito de la arquitectura, la pintura y la horticultura.

SalesCovelo-2638040560

Su obra se halla fundamentalmente en Galicia, aunque también es posible encontrarla en el resto de la geografía española e incluso en el extranjero, como en la Habana (donde realizó la Plaza de Galicia) o en Japón (con el Jardín de España, un espacio diseñado para la exposición internacional  “Garden and Greenery” de Osaka en 1990).

Diseñó parques y jardines públicos: la zona de los lagos de Castrelos, el parque de A Bouza o el jardín Camilo José Cela -todos ellos en Vigo- y además numerosos jardines privados, pertenecientes a distintas personalidades del ámbito cultural y empresarial de Galicia (entre estos últimos se encontraría la restauración de los jardines del pazo de Sistallo en Cospeito, o los espacios de descanso que desde 1985 -y hasta su muerte- diseñó para la World Fishing Exhibition).

[000069]

Por otro lado, Sales cultivó durante toda su vida importantes relaciones directas o indirectas con  colegas  de su profesión o categorías afines. No es por lo tanto extraño encontrar referencias que lo relacionen con figuras internacionales del  paisajismo como Leandro Silva o Cesar Manrique, o los prestigiosos horticultores Gabriel Spalla, Manuel Pradell o Carlos Sala, entre otros.

 

SOBRE POR QUÉ HEMOS EMPRENDIDO EL ESTUDIO DE SU FIGURA

¿Bajo qué circunstancias un individuo entiende como necesario el dedicarse al arte del paisajismo? ¿Qué vías y herramientas puede tener en su mano para canalizar esa necesidad y cómo se sirve de ellas en la práctica? Y a este respecto, ¿en qué medida es determinante el paisaje al que este individuo “pertenece”?

E_DSC06351

Tal vez sea posible adoptar a Francisco de Sales Covelo García como un paradigma en lo que se refiere al estudio del oficio de paisajista. En mayor medida, lo es por lo elemental de su modo de crear. La naturaleza casi primitiva de autores como Sales es muy difícil de recuperar para el análisis de una disciplina como el paisajismo (campo que carece de una inmediatez productiva que sí se produciría en la pintura, por ejemplo). A este respecto, Sales Covelo nos ofrece el relato de un individuo que de manera instintiva ejerció el oficio de paisajista en un contexto en el que tal figura era prácticamente “ilegible”. De ahí que las posibles referencias a lo “doméstico” de su trabajo puedan ser salvadas de la perjudicial proximidad o amenaza de lo “local” o de lo “carente de perspectiva internacional”.

En la obra de Sales Covelo se repiten, de algún modo, actitudes y tendencias que son también constatables en otros autores que cuentan con una mayor difusión (y con esto no nos referimos a que su presencia en la creación de Covelo responda a influencias o ecos de la autoridad de aquellos en su obra) y esto subraya su capacidad para servir como campo de estudio experimental por su relativa independencia y por el hecho de que lograse consolidarse en un contexto ajeno al “circuito creativo del exterior”. Pensemos, por mencionar otro ejemplo, en cómo Sales Covelo concentra sus prácticas botánicas en el interior de un jardín de gran riqueza de especies vegetales y en el que ubica también su domicilio particular, en la actualidad, sede de la Fundación Sales. Lo hace, en cierta manera, con el fin de poder hallarse en el centro mismo de su trabajo, para poder acceder a él de la manera más inmediata y cotidiana posible.

E_DSC06328

Este autor fue capaz de vivir en el mismo paisaje que estaba creando. Más allá de la ubicación de la casa en el jardín experimental, existen otros muchos signos que desvelan la intención de Sales de entender el jardín (o el paisaje) como un margen habitable que ha de acoger tanto a quien lo produce como a quien se limita a observarlo. Cobertizos, arcos y puertas se repiten en su obra como acentos que recuperan puntualmente la mención al habitar y a lo habitable del paisaje.

E_DSC06309

Por último, un breve apunte formal: las marcadas características que vinculan su producción con el arte del jardín japonés. Sales se sirvió de esta tipología de jardín como una solución para sus diseños. Sin funcionar como un epígono de esa magistral escuela de crear jardines, la obra de Sales revela una posible convergencia del entorno paisajista al que él mismo pertenecía con el paisaje japonés ofreciendo un diálogo entre la cultura y el paisaje de entornos tan distintos, en principio, como pudieran serlo Japón y Galicia.

Nuestro trabajo de investigación y estudio de la obra de Sales Covelo no ha hecho más que empezar. Esperamos poder ofrecer muchos más frutos del mismo en fechas próximas.

E_camilojc

Comentarios (6)

  1. Antonio Montero

    El paisajista sr Sales desde muy pequeño obsevo el trabajo de su padre en los jardines de las Salesas en Teis. Suerte que de muy pequrñolos rojos en el 36 quisieron quemar el Convento con todos dentro. Fue la mano de Julian Zugazagoitea la que les salvo la vida.
    Por cierto lo de Sales procede de su nacimiento en las Salesas.

  2. También es importante destacar obras pictóricas en óleo efectuadas por sales covelo . Creo que sería bueno también que destacarán está faceta suya. Ya que existen algunos.oleos efectuados por sales.en esa época y que yo poseo y también compartía con.la fotografía.

    1. Gracias por su comentario. Nos encantaría poder ver esas imágenes. Cualquier aportación relacionada con la obra de Sales Covelo es de gran interés para nosotros.

  3. Soy sobrina de Sales y tengo varios cuadros, algunos de su comienzo como pintor.

    En caso de hacer algo al respecto podeis contar conmigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con