Cytisus scoparius (L.), xesta o retama.

Cytisus scoparius (L.), xesta o retama.

Nombre común: Xesta, retama.

Otros nombres: Escobón, Retama de escobas…

Familia: Fabaceae.

Género: Cytisus. Arbustos  sin espinas de hojas enteras o trifoliadas. Las flores axilares se sitúan en ramos terminales. Su cáliz es bilabiado, el labio superior con 2 dientes y el inferior de 3, todos más cortos que el tubo del cáliz. La corola es caduca o marcescente y de color blanco o amarillo, y sus estambres tienen los filamentos soldados entre ellos formando un tubo. El fruto es una legumbre dehiscente.

Detalles: Cytisus scoparius. Se trata de un arbusto que puede llegar a alcanzar los tres metros de altura y un diámetro que va de los 5 a los 10 cm.  Sus tallos son verdes y angulosos con muy pocas hojas, pequeñas y caedizas, simples y lanceoladas o compuestas y trifoliadas. También son glabras por la cara y pelosas por el envés, con una longitud de foliolos que puede ir de 4 a 11 mm.  Las flores poseen un pedicelo glabro de 6-11 mm y cáliz glabro de 5-6.5 mm. La corola es papilionácea y amarilla, caduca con estandarte y alas de 17-23 mm, la quilla de 17-25 mm. Sus estambres poseen diferentes longitudes, 4 largos, 1 mediano y 5 cortos. La legumbre de 20-50 por 7-12 mm aplanada , pelosa en los márgenes. Sus semillas pueden variar en número desde una hasta 13.

Florece de febrero a junio en las orillas de camino y cultivos abandonados de toda Galicia. Las flores poseen una corola amarilla y caduca.

Origen: Europa atlántica y Asia occidental.

h

 

¿Quién no conoce la xesta (retama en castellano)? Mágica y bella, colorea de amarillo la mayor parte de Galicia durante la primavera. Una de sus utilidades, desde hace años, es la de servir para la fabricación de ramos para escobas, para ser empleada como combustible, también ha sido empleada con fines medicinales… aunque la mayoría de sus «otros usos» han estado ligados siempre a conjuros y rituales. Por ejemplo,  para ahuyentar a las meigas, proteger nuestros bienes, atraer la buena suerte o pedir toda clase de deseos.

¿Y como aleja la xesta el mal de nuestro entorno? Existen varias maneras, por ejemplo, barriendo la casa con ramas de retama el día de San Juan para alejar los malos espíritus y purificarlas. También podemos recoger una rama de retama durante la tarde del último día de abril y colocarla sobre aquello que queremos proteger ( el coche, puerta de la casa o negocio….). Si lo que queremos es que se cumpla uno de nuestros deseos, haremos un nudo con la rama a la vez que pedimos el deseo.

Cómo veis, la sencillez de estos «remedios» invita a probar suerte con rituales como éstos… otra cosa, claro, es que se cumplan! 

 

 

Fuente texto: Guía das plantas de Galicia, de Xosé Ramón García. Editorial Xerais.

 

Artículo relacionado: Contento del desierto, como la retama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con