La ruta de la camelia. Un hermoso paseo que cruza Galicia de norte a sur

La ruta de la camelia. Un  hermoso paseo que cruza Galicia de norte a sur

La Ruta de la camelia surge en el año 2006 de la mano de Turgalicia (ahora, Turismo de Galicia) en colaboración con la Sociedad Española de la Camelia. El recorrido, que en principio comprende 12 de los más extraordinarios jardines gallegos, reconoce a esta especie botánica como un símbolo identitario y cultural para la comunidad. Esto ha permitido revalorizar cada uno de los jardines que participan en la misma, pero también ha servido como escaparate –a nivel nacional e internacional- de las excelentes condiciones que presenta Galicia en cuanto destino turístico vinculado a los jardines.

A través de esta ruta podemos llegar a conocer hasta 80 especies distintas de camelia, así como 30.000 variedades de su flor. Las provincias de A Coruña y Pontevedra concentran el eje principal del itinerario, en una línea que recorre Galicia de norte a sur, paralela a la costa.

mapa_rutacamelia

Todos los jardines de la Ruta contienen ejemplares de camelia relevantes, monumentales y/o singulares, acompañados de otras especies botánicas también de características notables. Al atractivo natural de estos rincones se suman, además, otros mucho argumentos que hacen de su visita una experiencia inolvidable. Así ocurre con el agua o la piedra, elementos que se repiten en cada jardín bajo un sinfín de variaciones y combinaciones armónicas. Pues cada lugar goza en esta Ruta de un carácter y estilo propio que lo diferencia del resto: pazos, parques, castillos, museos, alamedas, e incluso bodegas… Estoy segura de que quien los visite podrá encontrar, entre todos ellos, aquel que parezca estar hecho a su medida.

 

El itinerario

Empecemos por la provincia de A Coruña. El jardín más al norte es el del Pazo de Mariñán. En él sorprende el melodioso diálogo que sostiene con las marismas de la ría de Betanzos, hacia las que parece estar orientado todo el jardín.

Un poco más al sur,  dirigiéndonos hacia Santiago de Compostela, la ruta continúa en la Alameda de esta ciudad. Se trata de un parque urbano lleno de vida cotidiana, aunque también repleto de numerosos y bellos rincones en donde cobijarse y huir de bullicio. Posee 66 ejemplares de camelia, algunos de más de un siglo de vida.

Tras Compostela, la siguiente etapa hace pie en el ilustre Pazo de Rivadulla, lugar en el que concluiría nuestro paso por la provincia de A Coruña.  Allí, y entre otros muchísimos reclamos, admiramos un ejemplar de Camellia japonica que cuenta con un tronco de 1,90 metros de circunferencia. Asimismo, sólo en Rivadulla es posible disfrutar de un paseo como el que ofrece su “carrera de las novias”. En época invernal, esa carrera permite que nos abandonemos a una inolvidable caminata, trenzada por la visión y la fragancia de sus camelias.

Ginryû, Camellia vernalis

En la provincia de Pontevedra se hallan la mayor parte de los jardines de la ruta. Siguiendo con nuestro itinerario hacia el sur, el primer jardín que nos encontramos es el del aristocrático Pazo de Oca. Este magnífico jardín  histórico posee entre su gran variedad de camelias una de las más antiguas de Galicia, la Camellia reticulata ‘Captain Rawes’ (el ejemplar alcanza los 12 m de altura).

Oca_6

Pazo de Oca

Tras Oca, la Ruta nos conduce entonces a la Casa-Museo de Rosalía de Castro, un lugar que en su momento sirvió de inspiración a la escritora y que todavía hoy alimenta la imaginación de cada nuevo invitado. En su jardín -nos atreveríamos a decir que “como no podría ser de otro modo”- destaca el cultivar de C.japonica ´Rosalía de Castro´, pero también otros (muchos de ellos de origen portugués), tales como los de ´Magnolia Rosea´ ´Pomponia Portuense´, etc…

A continuación nos adentramos en la comarca del Salnés. El Pazo de Rubianes sería allí la primera parada; desde luego, un anfitrión inmejorable. Dejando por el momento de lado la exquisita elegancia del pazo, reclama nuestra atención el hecho de que las más antiguas camelias de su jardín daten ya del año 1850. Son un regalo con el que, en su momento, de los duques de Caminha (Portugal) quisieron agasajar a los señores del pazo.

rubianes22

Pazo de Rubianes

Con posterioridad a Rubianes, llegamos al Pazo de Quinteiro da Cruz, en donde florecen 5.000 ejemplares de más de 1.500 variedades de diferentes especies. Y, tras éste, el asilvestrado jardín del  Pazo de la Saleta. Pregunten en él sobre la fabulosa historia en la que se cuenta su origen, sus amables propietarios se la relatarán mientras recorren todas las variedades de camelia de diferentes colores y texturas que allí se mezclan a medida que caminan por sus senderos.

Alcornoque y camelia sasanqua en Pazo de La Saleta

Alcornoque y Camellia sasanqua en Pazo de La Saleta

No muy lejos de la ciudad de Pontevedra, nos espera el Pazo de Lourizán. Su extraordinario edificio principal, así como sus grutas “secretas”, desvelan interesantes cultivares de ‘Alba Plena’. Por su parte, en el Castillo de Soutomaior, y entre sus más de 100 variedades de camelia,  florece el ejemplar con más perímetro de tronco de Galicia (su diámetro de copa es de 15 metros).

Para finalizar, aguarda la ciudad de Vigo. En el parque urbano de O Castro disponen de una nutrida colección de camelias distribuidas en varias zonas del jardín. También dentro de Vigo, en el jardín del Museo Quiñones de León, se cuida con especial delicadeza a la que coloquialmente se conoce como la “Matusalén de las camelias”, un antiguo ejemplar de flores de color rosa y con forma peonía.

quinones11

Pazo Quiñones de León

Camelia…y no sólo.

La Ruta de la Camelia es verdaderamente variada en cuanto a la personalidad de cada jardín.  Su propuesta es la de disfrutar del color y aroma de esta espacie en los meses de invierno, aunque en realidad la hermosura de los mismos se mantiene vigente a lo largo de todo el año. El resto de fabulosas especies vegetales con las que cuenta cada una de estas etapas, escancia su “esplendor” por todas las estaciones del año… esto sin olvidar la riqueza que a la ruta aportan los elementos arquitectónicos e históricos de cada lugar. La vivencia que en estos jardines se pone a nuestro alcance varía en cada momento del año. Su atractivo es sin duda inagotable.

Y no podemos olvidar tampoco que la Ruta nos brinda el disfrute de la camelia a través de los  variados productos que de ella se obtienen: jabones, aceites, elaborados artesanales, té…Otro aspecto a destacar es que durante los fines de semana de enero a abril se realizan exposiciones sobre esta flor en diversas localidades de Galicia.

 

¿Os animáis a visitarla?

Os invitamos a preparar vuestro viaje a través de la camelia desde galicianGarden. Encontraréis toda la información necesaria en nuestra sección de jardines. Además, también podéis contratar un servicio personalizado de guía a través de nuestros Tours, allí podemos diseñar un recorrido por los jardines de la Ruta de la camelia (y otros) a la medida de cada uno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con